"Para Mí"

Por Eduardo Duque

 

 

Mientras anda la Gomera

la imagen de la Patrona,

San Matías se emociona

cuando otro diciembre espera.
Cada calle, cada acera
un nuevo color desgrana
y hasta el sol de la mañana
muestra con su resplandor
cuánto nos llena de amor
la Virgen de Puntallana.

Otro año San Matías
de fiesta y color se llena,
e intenta cambiar la pena
por festejos y alegrías.
Centra así sus energías
en aunar la fuerza hermana,
y con convivencia sana,
amistad y devoción
estira puentes de unión
la Virgen de Puntallana.

Aquella Madre que un día
emigró con cada hijo,
aún le brinda su cobijo
y le da su compañía.
En cada joven que huía
de la injusticia mundana,

llevaba la sobrehumana
divina y sagrada unción,
que da como protección
la Virgen de Puntallana.

Vuelve otra oportunidad
para sembrar esperanza,

y sentir que el barrio avanza
en cariño y unidad.
Que vivir con hermandad
sea nuestra meta sana,
y unida, esa voz que emana
una fuerza constructiva,
retumbe gritando ¡Viva
la Virgen de Puntallana!

Eduardo Duque

 

 

 

¡ Comparte estas décimas con tus amigos !