A Santa Rita

Por Eduardo Duque

Pon tu mano, Santa Rita,
a este mundo, ya imposible,
donde una banca invencible
la casa al pobre le quita.
Donde el gobierno no invita
a caminar al progreso,
donde en un afán obseso
de callada represión,
puedes por dar tu opinión
caer en la cárcel preso.

Socórrenos, Santa Rita,
de un presente tan oscuro,
que el camino hacia el futuro
a muchos inhabilita.
De un mundo que necesita
más justicia que dinero,
donde el interés obrero
y su lucha denodada
valen ya menos que nada
ante el poder financiero.

Un mundo loco de atar
de intereses despreciables,
que teniendo renovables
busca petróleo en el mar.
En el que un cargo al hablar
a las mujeres humilla,
y en el que una pesadilla
de una dimensión homérica
afirma que rumbo a América
Colón partió de Sevilla.

Ya ves cómo está este mundo,
Oh Santa Rita de Casia,
corrupto por la falacia,
lleno de un dolor profundo;
pues ante el fuste iracundo
de una realidad dolosa,
pon divina y milagrosa
tus dos manos extendidas,
para que de sus heridas
pueda brotar una rosa.

Publicado en Gomeratoday.com 22 Mayo 2014